Colegio Sagrado Corazón Mundaiz

Corazonistas

2019-2020: La fuerza de lo pequeño.

La humildad es la capacidad que tiene el ser humano de reconocer sus limitaciones y debilidades y, asumiéndolas, actuar con los pies en el suelo, siempre con respeto a los demás.

 

Esta virtud, junto a la honestidad, que es la capacidad de ser sincero con uno mismo y los demás, hace que nos convirtamos en personas dignas de confianza y respeto.

 

La persona humilde es sencilla, generosa, es consciente de las propias cualidades, dones y limitaciones y posee una actitud de entrega y servicio a los demás. La persona humilde reconoce que es privilegiada por todas las cosas que ha recibido y se siente agradecida por ello. Es respetuosa con todo lo recibido y con las personas que tiene a su lado, pues sabe que todas y cada una son iguales y con la misma dignidad.

 

En ningún caso supone sentirse menos que los demás. Es saberse digno de ser valorado como ser humano y, además, saber valorar al resto por esa misma dignidad. La humildad no es pensar menos de uno mismo, es pensar menos en uno mismo.

 

La humildad descubre todo lo bueno que existe en nosotros. Nuestra apuesta para este curso es tratar de ser más humildes, no pensar que somos el centro del mundo, que somos perfectos, reconocer la realidad de lo que somos, con nuestras luces y sombras, asumirlo y tratar de ir mejorando como personas.