Lema y objetivos

Este curso celebramos el Bicentenario de la Fundación de los Hermanos del Sagrado Corazón. 200 años de historia que hemos tratado de recoger en el lema de este curso: “Nos mueve el corazón”.

Porque, si tuviésemos que resumir en una sola palabra lo que han sido estos 200 años de historia, elegiríamos CORAZÓN.

El P. Andrés Coindre fue el que dio comienzo a esta historia que va a cumplir 200 años. El Padre Andrés Coindre fue un hombre con los ojos y el corazón abiertos.

Los ojos, para poder ver la realidad que le rodeaba; el corazón, para estar atento a la llamada de Dios y a su plan para con él.

Lo que vio no le gustó y empezó a plantearse qué hacer. Tenía el corazón atento a la llamada que Dios le podía hacer.

El Padre Andrés era un gran predicador y tenía un futuro prometedor en la Iglesia. Esa era su vocación. Pero Dios llama donde menos lo esperas y así le ocurrió al Padre Andrés. Dios le llamó por medio de los niños y jóvenes pobres y abandonados de los que nadie se ocupaba y le dijo: “Andrés, sal de tu zona de confort, sigue predicando, pero ocúpate de estos niños y jóvenes pobres de las calles y de la cárcel de Lyon”.

El Padre Andrés se tomó muy en serio aquella llamada y se preguntó: ¿Qué puedo hacer? ¿Cuál es el plan de Dios para mí? ¿Cuál es la misión que Dios me encomienda? Surgió en él un deseo“Estos niños y jóvenes abandonados necesitan educación, necesitan una escuela. Tengo que intentar que no haya ningún niño en las calles de Lyon sin escuela”. Para eso surgió la Congregación de los Hermanos del Sagrado Corazón, que está a punto de cumplir 200 años.